Isidro Rebollo. Dr. en psicología, psicoanalista.

Spanish Catalan English French Portuguese

Medicalización - pági.2

E-mail Imprimir PDF
Indice del artículo
Medicalización
página siguiente
Todas las páginas

El nombramiento de Paul Herrling, un directivo de Novartis, como miembro de un grupo asesor de la OMS ha vuelto a poner en la picota la independencia de la organización que dirige Margaret Chan. La alerta la dio el 20 de enero un grupo de nueve ONG, que han protestado porque creen que un claro conflicto de intereses afecta al director de Investigación Corporativa de Novartis. El grupo para el que ha sido nombrado (a propuesta de su país, pero directamente por Chan) es el Consultivo de Expertos en Investigación y Desarrollo. Su función es discutir y definir estrategias para abordar las enfermedades que afectan a los países en desarrollo, desde las infecciosas a otras crónicas como el cáncer y la diabetes.

Los firmantes, entre los que están Médicos sin Fronteras e Intermón Oxfam, creen que no es de recibo que Herrling, que dirige el Fondo para la Investigación y Desarrollo en Enfermedades Olvidadas (Frind por sus siglas en inglés) de Novartis, uno de los programas afectados, esté en le grupo.

Que Herrling acuda a las reuniones es completamente rechazado por Tido von Schoen-Angerer, director de la Campaña para Medicamentos Esenciales de Médicos sin Fronteras. "No es apropiado que participe en el grupo, ya que es el autor de uno de los programas que se va a evaluar"                                     

Las críticas de un grupo de ONG, aunque algunas sean tan conocidas como Médicos sin Fronteras o Intermón Oxfam, no habrían sido un gran dolor de cabeza para la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero la institución que dirige la china Margaret Chan está todavía convaleciente del desgaste que le supuso la gestión de la gripe causada por el H1N1. Un deterioro que ha hecho retroceder la imagen pública de la OMS hasta los niveles que tenía antes de la aparición del SARS -la neumonía atípica asiática- en 2003, cuando este supuesto Ministerio de Sanidad mundial era poco más que una oficina para pobres de la ONU.

Al contrario que con el Grupo Consultivo de Expertos en Investigación y Desarrollo, que es el que ahora está bajo sospecha por la incorporación de Paul Herrling, un alto directivo del laboratorio suizo Novartis y autor de uno de los programas que van a evaluarse, entonces la OMS mantuvo en secreto el nombre de los 16 expertos que le habían asesorado sobre la gripe. Ni siquiera los requerimientos del Consejo de Europa consiguieron que rompiera su mutismo.

La versión que siempre dio Chan fue que esto se hacía, precisamente, para salvaguardarlos de posibles presiones por sectores interesados, como los fabricantes de vacunas. Pero cuando, pasada la declaración de pandemia (lo que se hizo el 10 de agosto de 2010), se dio a conocer la lista, las críticas arreciaron. De los 16 expertos, seis habían declarado conflicto de intereses. De ellos, tres trabajaban en laboratorios estatales, pero que habían recibido fondos de las farmacéuticas (una práctica habitual), y dos habían asesorado -y cobrado sus trabajos- directamente a la industria.

 

 INEFICACIA Y PELIGRO DE LOS ANTIDEPRESIVOS


Los antidepresivos "modernos" -los conocidos inhibidores de recaptación de la serotonina- de los que la fluoxetina --comercialmente más conocido como Prozac- es desde hace veinte años la estrella de los fármacos son tan eficaces para tratar la depresión... ¡como un placebo! ES DECIR, NO SIRVEN PARA NADA. Lo constató un equipo de investigadores tras revisar los 47 estudios que la FDA recibió entre 1987 y 1999.

Hoy se sabe además que tienen numerosas contraindicaciones e interacciones pues pueden provocar -entre otras- reacciones generalizadas -picor, erupción en la piel, urticaria, inflamación de los vasos sanguíneos, alergias cutáneas, dolor en las articulaciones, fiebre, indisposición, ganglios linfáticos agrandados, hinchazón de tejidos, escalofríos, sensación de calor, enrojecimiento facial, palpitaciones (síndrome serotoninérgico), sensibilidad a la luz del sol y descamación de la piel (necrolísis epidérmica tóxica o síndrome de Lyell)-, reacciones en el aparato digestivo -diarrea, náuseas, vómitos, digestión difícil, dificultad para tragar, alteración del sentido del gusto, sequedad de boca y hepatitis-, reacciones en el sistema nervioso -dolor de cabeza, sueños anormales, insomnio, mareos, anorexia, fatiga, somnolencia, sopor, euforia, espasmos musculares, inestabilidad, temblor, convulsiones, sensación de inquietud interior, acatisia (necesidad imperiosa de moverse), alucinaciones, reacciones maniacas, confusión, agitación, ansiedad, nerviosismo, dificultad para concentrarse, despersonalización, ataques de pánico y comportamientos y pensamientos suicidas- , reacciones del aparato respiratorio --faringitis, dificultad para respirar y alteraciones pulmonares-, reacciones en el aparato urogenital, trastornos del aparato reproductor -disfunciones sexuales (retraso o ausencia de la eyaculación y ausencia de orgasmos), erección prolongada y dolorosa, secreción de leche- y otras reacciones genéricas como pérdida de cabello, bostezos, vista borrosa, dilatación de las pupilas, sudores, vasodilatación, dolor en las articulaciones, dolor muscular, hipotensión al levantarse, hinchazón de los párpados, hemorragias ginecológicas, gastrointestinales y cutáneas, hiponatremia (nivel bajo de sodio en sangre)...

De ahí que para Discovery DSALUD sea INCONCEBIBLE QUE LOS ANTIDEPRESIVOS SEAN LEGALES”. Y así lo denuncia en este nuevo video de 7’ 48’’ que MEDNEWS invita a ver a sus suscriptores pinchando aquí:

(REPRODUCIDO de MEDNEWS)

 Domingo, 30 de enero 2011

 

 

Jueves, 20/1/2011, 21:54 h

ELPAIS.com. Sociedad

Expertos en salud pública denuncian el "despilfarro" en fármacos y tratamientos

Critican la excesiva "medicalización" frente a la eficacia de la prevención

M. R. SAHUQUILLO - Madrid - 20/01/2011

La salud no solo mejora con medicinas. De hecho, la excesiva medicalización de los ciudadanos, además de un despilfarro, entraña problemas añadidos. Por eso, la única opción para lograr más calidad de vida es invertir en políticas no sanitarias, en acciones de salud pública. Desde el incremento de impuestos sobre el tabaco para que los jóvenes que inician su consumo no se conviertan en adictos, a una rebaja en el precio de los alimentos más saludables para impulsar su consumo. Es la conclusión principal del informe bienal de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, elaborado por 56 médicos.

Dinero sucio

Publicado por Miguel Jara el 13 de enero de 2011

Me ha llegado una carta que escribe Roberto Sánchez, médico residente de Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de salud Prosperidad de Madrid a su Excelentísima Ministra de Sanidad, bajo el titular citado, que reproduzco:

Ruego escuche a este médico residente de cabecera, que intenta proporcionar a sus pacientes una atención digna, humana y científica, y para ello intenta actualizar sus conocimientos día a día. Este deber y derecho a la formación continuada se encuentra regulado por Ley. Sin embargo, esta formación, lejos de ser gratuita, tiene un precio desorbitado. Asistir a un congreso, por ejemplo, cuesta unos 500 euros, precio que resulta de la turbia influencia de la industria farmacéutica. Algunos de mis compañeros para ir, aceptan la financiación de la inscripción, vuelo y hotel de cuatro estrellas que ofrecen los laboratorios farmacéuticos.

Yo, Ministra, desconozco lo que ellos les dan a cambio. Pero lo que sé es que yo no estoy dispuesto a aceptar ese soborno porque sería una traición a mis pacientes y a mí mismo. El año que viene la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria celebra su reunión anual y le escribo porque quiero que el Ministerio del cual usted ha comenzado a estar al frente abone mi inscripción. Quedo a su disposición. Un saludo.

Para contactar con el autor de la misiva: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

La rebeldía de los médicos residentes

Publicado por Miguel Jara el 15 de enero de 2011

“La primera generación de mártires sanitarios“. Impresionantes, muy duras las palabras del comentario del médico Roberto Sánchez en el post que hemos publicado sobre su carta a la ministra Pajín en torno a los sobornos médicos. El caso es que esta mañana me escribió otro compañero de profesión de Roberto:

“Yo también soy médico residente y también tengo la misma opinión acerca de las farmacéuticas. Le he escrito un email a Roberto. Te lo copio debajo por si quieres publicarlo en tu blog. No tengo inconveniente en que aparezcan mis datos en la publicación. De hecho creo que tenemos que empezar a hacer que estos asuntos turbios se vayan haciendo cada vez más transparentes para ayudar al cambio de conciencia global“.

Así que ahí va el texto pero por favor mártires no más que ya hemos tenido suficientes en nombre de algunas religiones como para continuar en pleno tercer milenio con mártires de la ciencia sometida por el poder del dinero:

Hola Roberto!

Soy Iago Garreta, médico residente de primer año de traumatología en el Hospital de Bellvitge de Barcelona.

He leído la carta que le enviaste a la ministra y que Miguel Jara ha publicado en su blog.

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Yo estoy en la misma lucha.

Traumatología es una especialidad donde los sobornos por parte de las farmacéuticas se exageran más que en otras especialidades y desde que empecé, he tenido que aprender a rechazar sus turbias ofertas. Creo en una actitud digna, humana y científica a la hora de ejercer la medicina (y, evidentemente, a la hora de vivir) y creo que la labor de las farmacéuticas la dificulta.

Ya no acepto bolis, regalos ni cenas, ni tan solo libros. Aún no he tenido que ir a ningún congreso pero cuando esto ocurra, le pediré a mi jefe de servicio que el hospital me lo pague y si me lo niega, le escribiré al gerente del hospital y si me lo niega, le escribiré a la ministra, tal como tú has hecho.

Me alegro de ver que otros médicos se dan cuenta de este juego perverso y que luchan por intentar ejercer la medicina y formarse como científicos sin tener que perder su dignidad vendiéndose a las farmacéuticas.

Un abrazo, Iago.

 

LA CONTRA 27.12.2010

Entrevista Víctor M. Amela a Stephen L. Hauser, principal autoridad mundial en esclerosis múltiple

"Estamos medicalizando la vida en exceso"        

Tengo 68 años. Nací en Nueva York y vivo en San Francisco. Soy neurólogo. Dirijo el centro de esclerosis múltiple de la Universidad de California. Estoy casado y tengo tres hijos veinteañeros. Colaboro con Obama: soy presidente de su comité de bioética. Soy ateo.

Stephen Hauser está considerado la máxima autoridad mundial en la investigación sobre la esclerosis múltiple y neuroinmunología. Ha sido por ello figura estelar del X congreso internacional de neuroinmunología, promovido por el hospital Clínic en colaboración con la Universidad de California, celebrado en Sitges. Hauser asegura que Barcelona atrae este congreso porque el equipo liderado en el Clínic por el doctor Pablo Villanueva es un referente internacional, y si la medicina avanza en este ámbito se debe a la colaboración entre equipos de investigadores de todo el mundo. Hauser es un médico optimista: sugiere menos fármacos y más alegría para combatir las enfermedades.

¿Qué le ha pedido Obama?
Me ha hecho el honor de pedirme que presida el comité de bioética, que asesorará a su Administración en cuestiones de salud y ética científica.

¿Han emitido ya informe?
Lo haremos en breve, acerca de las implicaciones de crear vida mediante biología sintética, sobre sus consecuencias medioambientales y sobre bioterrorismo y bioseguridad.

¿Qué peligros ve en ese ámbito?
Cualquiera hoy puede hacer experimentos biológicos en el garaje de su casa, con posibilidad de dañar el medio ambiente.

¿Regularán la investigación científica?
Sugeriremos acuerdos entre todos los agentes implicados, incluidos los  europeos.

Como investigador científico, ¿ha sentido que transgredía alguna frontera ética?
Sí. Trabajando con monos y otros animales en experimentos de laboratorio...

Mientras eso sea imprescindible para sanar a seres humanos, ¿qué elige?
Elijo a las personas que sufren; pero procurando minimizar el sufrimiento animal.

Como líder de la investigación sobre esclerosis múltiple, ¿le vislumbra cura?
Hace 35 años no había tratamiento alguno, y hoy disponemos de seis o siete. Y en el 2012 habrá once. Quien todavía no padezca secuelas y empiece a tratarse hoy tendrá buenas perspectivas.

¿De curarse?
De llevar una vida normal. Es el modelo del sida: al principio todos los infectados morían, y hoy viven con buena calidad.

¿Y los que ya presenten secuelas?
Es más incierto el remedio, por ahora.

¿En qué consiste la esclerosis múltiple?
Se acumula proteína tau, que lesiona las neuronas y el sistema nervioso central, ¡la sala de mandos del organismo!

¿No se parece esto mucho al proceso del alzheimer, parkinson...?
Hay aspectos comunes, sí: son lesiones en diversas partes neuronales.

Su causa ¿es genética o ambiental?
En familias con antecedentes hay que estar más vigilante: factores  ambientales pueden detonar un genoma propenso.

¿Qué me aconseja como prevención?
Vida sana: evitar obesidades, disfunciones cardiovasculares, hipertensión y diabetes. Y mantener unos buenos niveles de vitamina D, evitar la mononucleosis infecciosa... ¡y no fumar! ¡No se juegue sus neuronas!

¿Algún hallazgo de última hora?
En Sudamérica hay infecciones parasitarias por gusanos cuyo efecto colateral es el de frenar la esclerosis... Podría ser que sirvan para sanear el sistema inmune...

¿El sistema inmune interviene en la esclerosis, pues?
Siempre conviene tenerlo sano, pero parece que si se aburre ante un entorno muy aséptico, puede empezar a jugar contra nuestro propio organismo...

¿Ah, sí?
Hay cada día más enfermedades autoinmunes: tu sistema inmune ataca a tus propios órganos y tejidos. ¡Nuestro sistema inmune evolucionó durante 180.000 años para actuar en un entorno... que poco tiene que ver con el de vivir de pronto en un rascacielos!

¿Qué síntomas primerizos presenta la esclerosis múltiple?
Hormigueos en la punta de los dedos, alteraciones en la visión, debilidad en las piernas...

Como lea esto un hipocondriaco...
Que consulte a su médico de cabecera. Y si le conviene alguna prueba, adelante. En esta fase el pronóstico es optimista.

¿Qué aconseja a quien haya sido recién diagnosticado?
Hacer ejercicio, comer saludablemente y tener una actitud animosa, alegre, optimista.

¿Y eso cómo se mide?
Yo tengo mi propio termómetro: si lo que me cuentan mis pacientes me deprime, es que estoy depresivo; si llego a un sitio y todos se acercan a saludarme, es que estoy optimista, y estoy transmitiéndolo, lo notan.

¿Y tan importante es estar optimista?
Sí, eso es algo ya demostrado: ese estado de ánimo genera endorfinas que tonifican el sistema inmune, rebajan tu percepción de dolor... y así mejora tu calidad de vida.

¿Qué me receta para estar optimista?
Haga lo que le encaje y le alegre: hacer ejercicio, ir a misa, no ver  telediarios... No obsesionarse con preocupaciones, vamos.

Autorregulándonos el ánimo, ¿podríamos un día prescindir de fármacos?
¡Sí!

¿Sí?
“Lo que diferencia al hombre de otros animales es el deseo de ingerir  fármacos”, decía Mark Twain... Y estamos excediéndonos: estamos  medicalizando la vida. Los niños no han sido diseñados por la vida para estar horas y horas sentados en un aula, y en el momento en que alguno lo lleva un poco mal, ¡le diagnosticamos hiperactividad y le medicamos...! Y nos  dedicamos a diseñar medicamentos innecesarios.

¿Qué propone?
Que prioricemos qué cosas son importantes y cuáles menos, y que  busquemos fármacos para las importantes. Y que nos adiestremos en explotar a fondo los mecanismos de la conducta y de nuestro sistema  inmune.

 

 

¡NO TOME FÁRMACOS PARA BAJAR EL COLESTEROL!

 

La afirmación de que tener demasiado colesterol en sangre –especialmente del llamado “colesterol malo”- puede causar aterosclerosis y, por ende, todo tipo de enfermedades cardiovasculares no ha sido demostrada científicamente ¡jamás! 

Antes bien, existen estudios –se explica en el video- que demuestran que reducir su ingesta en el caso de las personas sanas no sólo no previene los accidentes cardiovasculares sino que además puede provocar muy diversas patologías, entre ellas las neurodegenerativas. Y de ahí que un amplio grupo de científicos, médicos, académicos y escritores sobre temas científicos y de salud de varios países hayan decidido recientemente constituir una organización que lleva el sugerente nombre de Red Internacional de Escépticos del Colesterol.

Es más, los fármacos que los médicos recomiendan para bajar el nivel de colesterol en el organismo –en la actualidad las estatinas- no sólo no protegen de esas patologías sino que además tienen potenciales efectos secundarios graves.

Sin olvidar que es absurda su ingesta porque los niveles de colesterol se reducen simplemente suprimiendo de la alimentación durante una temporada los azúcares e hidratos de carbono refinados, las grasas saturadas animales, los aditivos alimentarios, la cafeína, el alcohol y las colas evitando paralelamente las grasas trans y no friendo los alimentos.

 

Por otra parte, el nivel de colesterol lo reducen mejor que las estatinas el ajo, la cebolla, el limón, la alcachofa, el rábano negro, las uvas, los fitoesteroles vegetales, el chitosán, la lecitina de soja, el gugulón y el aceite de oliva virgen extra, entre otros muchos alimentos que carecen de efectos secundarios.

 

¿Y entonces? Sencillamente, todo obedece a una estrategia de las multinacionales farmacéuticas para vender masivamente medicinas inútiles e innecesarias además de peligrosas.

 

El video explica luego que el colesterol es fundamental y necesario. Hasta el punto de que si no lo consumimos a través de la alimentación nuestro hígado lo sintetiza a partir de otros elementos. Luego no hay nada que justifique tomar fármacos para reducir el nivel de colesterol en sangre. No sólo no ayudan sino que son peligrosos.

MEDNEWS invita a sus suscriptores a ver el video pinchando aquí:

(REPRODUCIDO de MEDNEWS)

 

INFORMACIÓN REPRODUCIDA Y RETRANSMITIDA POR 

PLATAFORMA INTERNACIONAL CONTRA LA MEDICALIZACIÓN
DE LA INFANCIA
Juan Pundik
Presidente